Información turística

Suecia es un país muy grande en todos los sentidos de la palabra. Si giráramos su territorio 180 grados, su punto extremo norte llegaría a Roma. Sin embargo, la grandeza de Suecia no es sólo una cuestión de extensión geográfica, sino está también reflejada en todas las alternativas de vacaciones y ocio que ofrece el país.

Desde siempre, los amantes de la naturaleza peregrinan a Suecia para disfrutar las grandes extensiones, la pesca, las excursiones a pie, bicicleta monañesa o en canoa, en los lagos, ríos y grandes bosques del país. Ahora nos llegan, desde el mundo entero, también los ciudadanos metropolitanos más abiertos a las tendencias actuales, deseosos de conocer en Estocolmo, Gotemburgo y Malmoe lo último en música, diseño y moda.

Desde siempre, los aficionados a los encuentros con otras culturas, la historia o las tradiciones visitan Suecia para ver su folklore y monumentos, sus castillos y palacios. Ahora acuden también los especialistas de las nuevas tecnologías para tomar parte en el milagro sueco del desarollo de la comunicación electrónica y el diseño de la información en la nueva economía. La revista americana Newsweek nombró hace poco a Estocolmo "la Capital Europea de Internet".

Desde siempre, los visitantes de Suecia están motivados por el aire limpio, y las aguas cristalinas. Estocolmo se presenta normalmente como "Belleza en el agua": sus aguas son tan límpias que es posible tomar un baño o pescar en el centro de la capital. Ahora visitan el país también para degustar la galardonada cocina gourmet. En octubre del 2000, Suecia ganó la medalla de oro en las Olimpiadas Culinarias.