UNICEF, Embajada Británica y Embajada de Suecia, promueve que las niñas, niños y adolescentes hagan un uso seguro del internet y redes sociales.

  • Unicef-GUA2017.

    . Foto: ©UINCEF-GUA2017-FranciscoFigueroa

  • Unicef-GUA2017

    . Foto: ©UINCEF-GUA2017-FranciscoFigueroa

  • Unicef-GUA2017.2

    . Foto: ©UINCEF-GUA2017-FranciscoFigueroa

La iniciativa Global de UNICEF, #WeProtect, desarrollada en el marco de éste proyecto, ha permitido también el involucramiento de actores Gubernamentales, No Gubernamentales, Sector Académico y Sector Privado en acciones orientadas a la protección de la niñez en línea.      

A nivel global, uno de cada tres usuarios en internet y las redes sociales es una niña o un niño. La mayoría de ellos no conoce los riesgos que puede haber tras estas redes ni sabe cómo protegerse. La brecha digital entre adultos y niños hace difícil que los padres, maestros o tutores puedan tomar medidas de protección en línea y aconsejar a los niños. Detrás de muchos abusos y delitos en línea, hay redes nacionales e internacionales del crimen organizado.

Dulce vive en un ambiente familiar bajo el cuidado de sus dos padres y con una hermana de 17 años de edad. Tanto su papá como su mamá trabajan tiempo completo mientras ella y su hermana estudian. Aunque es un hogar modesto, sus progenitores les han procurado las comodidades necesarias para el desempeño de sus labores y diversión. Entre estas, una computadora con acceso a internet, el que podían utilizar en forma relativamente libre, dada la confianza depositada por los papás en sus hijas.

En una oportunidad, Dulce se encontraba navegando en internet buscando un trabajo para poder ayudar económicamente en su hogar, cuando encontró lo que podía ser un buen empleo de tiempo parcial.
“Estaba navegando y cabal, me entró una solicitud de amistad y por lo mismo de volverme más popular y conseguir más amigos la acepté; esa persona me mandó un mensaje diciéndome que me ofrecía un trabajo de dama de compañía y yo le dije que lo iba a pensar y dos días después le dije que si me interesaba. Ella, porque en la web aparecía como una mujer, lo que me daba más confianza, me comentó que me iba a juntar con su jefe, lo que ocurrió una semana después en un restaurante de un centro comercial. El me preguntó mi nombre, edad, donde vivía, si tenía experiencia en cuidar personas y cosas así”, dice Dulce.
Luego de esa reunión, el supuesto jefe llevó a Dulce a la casa donde se suponía que estaba la persona que debería cuidar. Allí Dulce fue violada y comprobó de la peor forma posible la magnitud del engaño.
Una semana después la misma “mujer” contactó a Dulce por una red social y le dijo que le habían tomado un video mientras la violaban y que si ella no accedía a tener nuevamente relaciones sexuales con el agresor, subirían ese video a las redes sociales, haciéndolo público y arruinándole la vida, lo que la asustó mucho.
Esta amenaza y abusos se mantuvieron por dos años, hasta que su hermana encontró mensajes en el celular de Dulce y descubrió el hecho. No dudó en contarles a sus padres, quienes apoyaron a Dulce incondicionalmente.

La perspectiva de Dulce respecto al mundo virtual de la web y redes sociales cambió de forma sustancial debido a esta dura experiencia.

“Si volviera a usar las redes sociales sólo tendría contacto con las personas con las que realmente hablo. Creo que la popularidad no importa, porque de qué te sirve tener tantos amigos en las redes sociales si no hablas con ninguno, sólo por “likes”, no tiene sentido, sino que tener a los verdaderos amigos que estarán contigo en todo momento” comenta Dulce.

Dora, la mamá de Dulce, dice que debido a los muchos trabajos que les dejan en el colegio, contrató servicios de internet para su hogar y que paradójicamente ella lo vio como una forma de cuidar a sus hijas, ya que así se mantendrían dentro de su hogar, sin la necesidad de ir a otros lugares y correr algún peligro. Nunca se imaginó que el riesgo podía estar adentro.

UNICEF, junto con la Embajada de Suecia y la Embajada Británica, promueve que las niñas, niños y adolescentes hagan un uso seguro del internet y redes sociales. 
Se crearon dos unidades especializadas para la investigación de los delitos de explotación sexual.
Se aumentaron las habilidades técnicas a Jueces, Fiscales, Policías, Peritos y otros funcionarios públicos vinculados a los procesos de investigación, protección y atención a la niñez violentada o explotada sexualmente en línea.
Se abogaron por la entrega de información para que los padres, maestros, tutores y la sociedad en general, velen por el derecho de las niñas y niños a una navegación segura en línea, y para tal efecto, se realizó un estudio de percepción sobre la prevención de la explotación sexual y el abuso de niñas, niños y adolescentes en línea que sirvió de base para diseñar una estrategia de comunicación llamada ¨Me Conecto Sin Clavos¨ para informar a niños, niñas, adolescentes, padres, maestros y autoridades sobre los riesgos de la explotación sexual en línea.

El violador de Dulce fue arrestado y actualmente se encuentra esperando juicio. 
Cada vez que protegemos a la niñez de cualquier tipo de abuso y violencia, hay esperanza.

*Nombre ficticio para proteger su identidad

Contactos para mayor información:
Mariko Kagoshima
13 Calle 8-44
Edificio Edyma Plaza
Nivel 2, Zona 10
Ciudad de Guatemala, Guatemala
Tel. (502)2327 6373
Email: mkagoshima@unicef.org

Justo Solórzano
13 Calle 8-44
Edificio Edyma Plaza
Nivel 2, Zona 10
Ciudad de Guatemala, Guatemala
Tel. (502)2327 6373
Email: jsolorzano@unicef.org

Navigation

Top