Suecia – un socio para la paz en Colombia

El principal objetivo de Suecia en Colombia es ser un socio para la paz.   El conflicto armado interno constituye un serio impedimento para el desarrollo de Colombia y ha generado una crisis humanitaria que afecta desproporcionadamente a mujeres, niños y minorías étnicas. Además tiene consecuencias negativas para el crecimiento económico y para el desarrollo democrático.

Colombia tiene una gran capacidad económica y muchos recursos humanos que le permiten asumir su propio desarrollo. El papel de la cooperación, en consecuencia, es el de acompañar el proceso de paz y apoyar a diferentes actores en sus esfuerzos para construir paz. Mujeres como actoras de paz es una prioridad para Suecia.

En 2009 el gobierno de Suecia adoptó una estrategia de cooperación con Colombia que aún sigue vigente. Asdi y la Embajada de Suecia en Bogotá estamos por iniciar el trabajo de elaborar una nueva estrategia para la cooperación sueca con Colombia en los próximos años, esperamos que antes del fin del año el gobierno sueco tome la decisión sobre la nueva estrategia.

Actualmente el objetivo principal de la cooperación sueca para el desarrollo en Colombia es que los más pobres mejoren sus condiciones de vida y el país logre una paz sostenible con amplia participación social.

La estrategia para el período 2009 – 2015 tiene dos áreas con los siguientes objetivos:

  • Paz y seguridad:
    Se ha logrado una solución negociada del conflicto armado interno a través de un proceso de amplia participación social.
  • Derechos humanos, democracia y gobernabilidad:
    Los derechos humanos son respetados en un contexto caracterizado por la gobernabilidad democrática y el acatamiento de los principios del Estado de Derecho.


En el marco de esto objetivos trabajamos en siete áreas temáticas:

A la izquierda encuentras más información sobre cada área, los socios, proyectos y programas que reciben apoyo y los principales resultados.

En los últimos años la cooperación sueca para el desarrollo con Colombia ha ascendido a aproximadamente 250 millones de coronas suecas por año, equivalente a más de 30 millones de US dólares aprox.

La mayoría de estos recursos son canalizados por la Embajada de Suecia en Bogotá. Una parte menor es manejada desde Estocolmo. Se trata de fondos canalizados a la sociedad civil en Colombia por organizaciones de la sociedad civil sueca;  Forum Syd, la Iglesia Sueca, Plan Suecia y Diakonia.

Además, tanto el Banco Mundial y la Unión Europea como muchas de las agencias y programas de Naciones Unidas que operan en Colombia reciben importante apoyo institucional de Suecia que en parte se asigna a su trabajo en Colombia.